Historia
  Reglamentos
  Barra Castellana
  Billar Romano
  Bolillos
  Bolo Burgalés
  Bolo Ribereño
  Bolo de Belorado
  Bolo Cerezo
  Bolo Pisuerga
  Bolo Tres Tablones
  Bolo Villanueva
  Calva
  Chana
  Corta Troncos
  Juego Pelota
  Pasabolo Tablón
  Rana
  Tejo
  Tuta
  Otros Juegos
 
BOLO BURGALÉS

Esta modalidad es quizá la más espectacular de cuantas se juegan en toda España. Su práctica está limitada a la ciudad de Burgos y sus alrededores, en un radio aproximado de 20 ó 25 kilómetros, si bien la emigración de burgaleses en épocas pasadas ha hecho que en la actualidad también existan instalaciones para la práctica de bolo burgalés en otras comunidades, especialmente en el País Vasco y Madrid. D. José Mª Codón, cronista oficial de la ciudad de Burgos, también recoge la práctica del bolo burgalés en América del Sur.

Sus orígenes están firmemente ligados al Camino de Santiago, fijándose el siglo XIV como fecha cierta de su práctica en Burgos (Burgos ciudad). En estas fechas está documentada la práctica de los bolos además de en Burgos, en León y Orense, ciudades también situadas en el Camino francés de Santiago, estableciéndose además esta fecha como la del inicio de las modificaciones del juego o adaptaciones al modo local para la práctica de los bolos.

Aunque más adelante se publica el Reglamento completo de este juego, debemos hacer antes una referencia a sus elementos de juego para hacernos una ligera idea acerca del mismo.

Los elementos de juego son la bolera, los bolos y las bolas. Los bolos son DOCE, nueve para la jugada de cerca o de castro y tres para la de pasabolo.

Resulta muy difícil explicar la dinámica del juego, ya que en una partida se pueden dar cinco jugadas diferentes: Mano, castro mano, diabla , castro diabla y pasabolo. A estas cinco jugadas habría que añadir otras cuatro más, actualmente casi en desuso, que eran las cuatro primeras jugadas citadas anteriormente, pero con el añadido del miche o mico (Es decir, con diez bolos). También existía una jugada actualmente en desuso, denominada de BOLILLOS.

En las jugadas de castro se puede dar el caso de que tirando más bolos que el contrario obtengamos menos puntos, ya que para obtener la máxima puntuación hay que derribar los bolos de acuerdo con unas reglas establecidas.

En esta jugada se requiere una gran habilidad, además de la fuerza suficiente para controlar la bola, que como veremos más adelante tiene un peso considerable.

Por el contrario, la jugada de pasabolo es la más espectacular y las mas sencilla de entender para el espectador profano, ya que consiste en arrojar la bola contra tres bolos colocados en fila, y lanzar al menos uno de éstos a una distancia superior a cuarenta metros, salvando además el bolo en su recorrido una barrera colocada al final de la bolera y a una altura aproximada de un metro (A esto se le llama hacer un "salte").

Como es lógico, para jugar al Bolo Burgalés son necesarias unas instalaciones cerradas con redes o vallas, ya que el riesgo de alcanzar a los espectadores con un bolo es una constante en estas partidas.

Aún así, a pesar de todas las medidas de seguridad a veces a ocurrido algún percance por la fuerza con la que se desplazan los bolos en la jugada de pasabolo. Como ejemplo, basta citar la Bolera el Plantío, situada en la ciudad de Burgos, en la que, con unas vallas de una altura más que considerable, se ha visto en numerosas ocasiones cómo los bolos saltaban por encima de la valla y caían a tejados adyacentes.

No obstante, a pesar de lo que pudiera parecer al leer estas características, para practicar este juego no es necesaria una gran fuerza o condición física, ya que lo que más cuenta es la habilidad. Resulta hermoso contemplar hoy día a jugadores de más de setenta años dando lecciones a los más jóvenes, aprovechando sus conocimientos y su técnica.

Al igual que en el bolo tres tablones, en el bolo burgalés se "manejan" los cuartillos de vino, utilizándose esta "moneda" como unidad de cuenta para las apuestas o para el pago como canon para el mantenimiento por el uso de la bolera.

Y ya sin más preámbulos, vamos a conocer el Reglamento del juego del Bolo Burgalés.

Paciencia. Ya hemos dicho anteriormente que este juego, al igual que otros de bolos, no son fácilmente entendibles sin ver cómo los practican los jugadores habituales. Armémonos de paciencia y leamos cómo se desarrolla este juego. Y después, recomiendo una vez más, vayamos a cualquier bolera y veamos cómo se divierten nuestros paisanos. Y no tengamos vergüenza en preguntar, que la gente que practica estos juegos es amiga de echar una parrafadita y cumplir con el precepto bíblico de "enseñar al que no sabe".

Para transcribir el Reglamento del Bolo Burgalés, recurriremos una vez más al libro "los deportes autóctonos de Castilla y León" editado en 1985 por la Junta de Castilla y León.
 
© 2005 Asociación Cultural La Tanguilla - Juegos y deportes tradicionales