Historia
  Reglamentos
  Barra Castellana
  Billar Romano
  Bolillos
  Bolo Burgalés
  Bolo Ribereño
  Bolo de Belorado
  Bolo Cerezo
  Bolo Pisuerga
  Bolo Tres Tablones
  Bolo Villanueva
  Calva
  Chana
  Corta Troncos
  Juego Pelota
  Pasabolo Tablón
  Rana
  Tejo
  Tuta
  Otros Juegos
 
RANA

RANA: Juego que consiste en introducir desde cierta distancia una chapa o moneda por la boca abierta de una rana de metal puesta sobre una mesilla. D.I.L.E. J. Casares. Editorial Gustavo Gil SA. Barcelona 1.942.

La definición que nos da el Diccionario Ideológico de la Lengua Española acerca del juego de la Rana es tan completa y a la vez tan sencilla que sobrarían todos los comentarios. No obstante esta aparente sencillez, nos encontramos ante uno de los juegos tradicionales con más historia y que más ha saboreado las mieles del reconocimiento social hasta el actual siglo que ya se acaba.

Tal y como se comentaba en el capítulo dedicado a los juegos tradicionales en Burgos, se hacía referencia a la rana como un juego milenario. Efectivamente, un juego similar al de la rana ya se practicaba en el Egipto de los Faraones, hace miles de años. Practicaban varios juegos de salón, entre ellos el juego de los ladrones, reflejado por Martin Walker en su obra los Egipcios . Otro egiptólogo, M. Beltrán del Alisal, también da alguna pista acerca de este juego, que en algunos aspectos coincide con lo expuesto por M. Walker.

En cuanto a sus momentos de esplendor en la época moderna, no nos podemos olvidar que las mesas de rana, junto con el juego del tejo (Similar a la tuta), eran las principales diversiones que tenían en la cubierta los pasajeros de los grandes trasatlánticos de principios de siglo.

Otra referencia que nos permite hacernos una idea del prestigio de que gozaba este juego, nos la da una receta ideada por nada menos que Don Alejandro Caverivière, cocinero en jefe de la Sociedad Gastronómica Bilbaína, que a principios de siglo creó la receta del Bacalao al Club Ranero, como homenaje a los socios del Club de Jugadores de Rana de Bilbao .

En cuanto a la práctica del juego de la rana en la provincia de Burgos, se puede decir que actualmente se ha recuperado y que se juega en toda la provincia, tanto hombres como mujeres, y especialmente niños, con algunas variantes localistas. Estas variantes están causadas en la mayoría de los casos por diferencias en la construcción del material.

En el sur de la provincia las mesas de rana cuentan con varios elementos: La rana, el molinillo, los puentes y los agujeros. En otras zonas, especialmente del norte de la provincia, el juego sólo tiene la rana, sin más accesorios.

Antiguamente existían mesas, posiblemente reformadas por sus propietarios, que añadían algún elemento más al juego.

En una de ellas se observan unas campanillas en la parte posterior de la mesa que al ser impactadas concedían puntos al jugador que acertaba en dicho accesorio. En la otra se aprecian unos cajetines en la parte frontal que recogen directamente las fichas que han logrado introducirse en alguno de los elementos con premio.

Finalmente, y tal y como podemos comprobar en la otra imagen, basada en una mesa fotografiada en la localidad de Hermosilla, no existen obstáculos cuando lo que queremos es pasar un buen rato con los amigos o simplemente pretendemos ejercitar el tino o puntería.

La reglamentación del juego de la rana es muy sencilla, ya que lo único que hay que premiar es la puntería del jugador. Al igual que en todos los juegos tradicionales, hago la advertencia de que los reglamentos son para competiciones o encuentros que tienen como objeto el alcanzar premios o clasificaciones. También son buenos para iniciar en el juego a aquellas personas que desconocen sus normas. Recomiendo, sobre todo cuando estamos tomando un primer contacto con estos juegos, que seamos flexibles con las normas y las adaptemos a las características de los jugadores, buscando el máximo de aciertos y por consiguiente la máxima diversión. Una serie de continuados fracasos nos hará aborrecer el juego y arrinconarlo para siempre.

El reglamento que a continuación se publica está extraído del libro de Deportes Autóctonos, editado en 1985 por la Junta de Castilla y León.
 
© 2005 Asociación Cultural La Tanguilla - Juegos y deportes tradicionales