Bolo Celta
  Murcia
 

JUEGOS POPULARES EN LA REGIÓN DE MURCIA

INTRODUCCIÓN A LOS BOLOS

La teoría más aceptada del nacimiento del juego de los bolos, con el objetivo de derribar un objeto vertical con un proyectil, comenzó en los monasterios de la Europa continental (Alemania).

Los monjes utilizaron este juego como pasatiempo en la soledad de los monasterios. El paso del tiempo modificó el número de palos con que se jugaba y el proyectil, que en principio era un canto rodado, pasó a ser de madera.

La entrada en la Península de los juegos de bolos, se produce a través de los peregrinos de Santiago de Compostela, el paso del tiempo fue transformando las normas de juego y aparecen distintas modalidades propias de cada valle o comarca del norte peninsular. En un libro de Alfonso X el Sabio, a finales del siglo XIII, no aparecen reseña alguna del juego de bolos.

En 1248 se produce la conquista de Sevilla en la que participaron barcos cántabros, a partir de aquí se dan teorías de no mucha credibilidad, ya que apuntan que los cántabros llevaron el juego de los bolos al sur y al sureste español, y también apuntan que los cántabros lo trajeron de allí, es decir, que el juego de los bolos tiene orígenes musulmanes.

Por lo tanto la historia del juego de los bolos no está muy clara. Lo que es cierto es que actualmente los bolos son un deporte muy popular, porque ya no se considera solo como un juego, tienen mayor popularidad en el norte peninsular, aunque en la Región de Murcia, es una actividad deportiva, sin duda la más extendida y de mayor popularidad en todo el entorno de la Huerta murciana. Existen documentos que prueban que los bolos huertanos se practicaban durante el reinado de los Reyes Católicos en si siglo XV.

Destacan:
· Los bolos huertanos.
· Los bolos serranos
· Los bolos cartageneros

LOS BOLOS HUERTANOS

Los bolos huertanos se juegan sobre campos de tierra apisonada, llamados carriles, de forma rectangular y de un largo de 35 a 40 m por 4ó 5 m de ancho. Los elementos de juego son los bolos y las bolas.

El número de bolos para cada partido es de 6 ó 9 bolos. Los bolos son unos maderos alargados de 68 a 75 cm de altura, con una base de 6 a 8 cm y un diámetro de cúspide de 2 a 2,5 cm. La duración de los partidos será el tiempo preciso para conseguir los equipos contendientes el número de manos fijadas por la federación.

El número de jugadores se limita a tres por equipo y a dos cuando es por parejas, el juego se inicia con el lanzamiento por parte de los jugadores de las bolas, que serán de madera dura de olivera, para derribar los bolos.

Las jugadas más comunes son el mande, la birla, a vueltas, las mudas y a copas,. El manilla es el capitán del equipo y el que decide en cada jugada, el tiro mas adecuado. En Murcia funciona la federación territorial de bolos de la Región murciana que agrupa a un centenar de clubes. Entre los jugadores mas relevantes, destacan:

· Manuel Redondo.
· Ángel Fernández
· Antonio Belmonte
· Entre otros destacados.

*LOS BOLOS CARTAGENEROS*

Ésta modalidad se práctica en Cartagena y la Unión sobre todo. Se ejecuta en un campo de juego llamado boliche, cuyo campo deberá ser duro, sin clase alguna de hierba, ni de piedras o chinarro. Las dimensiones del campo serán de: de 100 pasos de largo por seis de ancho; con nueve bolos de madera de 30 cm de alta, de base y punta afilada.

Elementos del terreno de juego:

- La chamba: cosiste en una línea recta que se señala de uno al otro lado del terreno de juego, que deben rebasar todas las bolas que se lanzan. Deberá estar bien señalada en el suelo.

- El birlaero: se sitúa siempre detrás de la chamba, nunca se podrá hacer encima o antes de la misma. Consiste en una circunferencia de 8 a 12 cm de de diámetro.

Los bolos se colocan formando tres filas rectas. Los bolos necesarios para cada partido oficial serán de 9 bolos., no deben superar una altura de 35 cm.

Las bolas deben ser esféricas, de madera de jinjolero dura y con poco peso, de diámetro que no sobrepase de 115cm, dispondrá cada equipo de 7 bolos.

Desarrollo del juego:

Un encuentro de bolos cartageneros consta de dos partidas:

- Para ganar una partida es necesario anotarse 6 juegos.
- Para ganar un juego es necesario derribar un bolo más que el equipo contrario.

Se entiende por mande el lugar desde donde todos los jugadores efectuarán sus lanzamientos de forma preceptiva y sin excepciones. El mande deberá ser una circunferencia de un mínimo de ocho centímetros.

 
© 2005 Asociación Cultural La Tanguilla - Juegos y deportes tradicionales